Existe un ritual dentro de la cultura y religión de la India, para atraer la lluvia que riegue los campos, al igual que ocurre en el Catolicismo. En la India lo que hacen es casar a dos ranas, que supuestamente con esto hacen que vuelva nuevamente las lluvias en la región donde se produce la boda. Es un ritual muy interesante para ver y muy llamativo. Seguro que hay personas que no lo ven como algo efectivo, pero es algo que en la India creen y debemos respetar las creencias de cada uno.

ritual.jpg

Esta boda entre ranas se supone que atraerá las lluvias a la región donde tenga lugar este acontecimiento. Luego habrá que esperar que la ansiada lluvia pueda llegar, que es básico para los cultivos, que son a su vez el abastecimiento fundamental de muchas ciudades y zonas de la India, que están pendiente del cielo para ver si llueve. Después de tanto tiempo sin llover y con una gran sequía, es entonces cuando se hace este ritual, que es cuanto menos muy peculiar y que no todo el que va a la India conoce.

Es un ritual muy típico en las regiones donde hay sequías de manera frecuente y sus ciudadanos están expensas de los cultivos para poder comer. Si este ritual sale bien, en poco tiempo lloverá. Todo es cuestión de creencias, tradiciones y culturas, porque ninguna religión es la mejor de todas y rituales de este tipo son tan válidos como sacar la Virgen por el río o cualquier otra cosa que los cristianos hacen para atraer a la lluvia, buena suerte y demás.

Vía|Elcorreodigital