india-violaciones.jpg

Después del caso de violación de una turista suiza en la India el gobierno no se podía quedar con los brazos cruzados, entre otras cosas porque la imagen de la India está en juego. Es por ello que las penas para los violadores son ahora mucho más duras que antes, para evitar que se puedan dar más casos y también para que el turismo internacional no deje de lado la opción de viajar a la India por este motivo, ya que sería letal para la economía.

De momento la pena por violar a una mujer ha pasado de 10 a 20 años para que así ningún hombre se le pase por la cabeza tremenda atrocidad. También este castigo se puede aumentar a pena de muerte si la víctima de una violación también muere, un castigo que sin duda es realmente importante. Garantizar la seguridad de las mujeres indias y extranjeras es algo vital y es precisamente lo que se persigue con el endurecimiento de las penas en caso de violación que el gobierno acaba de anunciar hace poco.

Se desconoce si esta medida permitirá que los turistas puedan viajar con mayor tranquilidad, en este caso las mujeres, ya que de lo contrario el turismo podría seguir descendiendo como lo ha estado haciendo hasta ahora. Tener casos de violaciones es algo que resulta dramático y que puede hacer que un país tenga un importante descenso de turistas en pocos meses, ya que nadie quiere viajar a un lugar en el que tienes muchas opciones de ser violado.

Vía | Elpais
Foto | Flickr